viernes, 17 de marzo de 2017

7 Pautas que han mejorado mi calidad de vida.

¡Buenos días!

Hoy os traigo una entrada un poquito más personal, pero con un contenido que me apetecía mucho compartir. Aquí se habla principalmente de los aspectos más físicos y consumistas de la belleza, y esta no puede ser tal sin una base meta física que la sustente. ¿Cuántas veces los disgustos y los malos hábitos nos han causado una reacción cutánea, ojeras, hinchazón, caída del pelo? Espero que no muchas, pero somatizar estados de ánimo es de lo más normal en el ser humano, bueno...y de este mono.

Las pautas de las que voy a hablar están estructuradas de una manera genérica para que puedan llegar a un mayor número de situaciones y personas, pero al fin y al cabo están basadas en mis propios defectos. En malos hábitos, manías e inhibiciones que a la larga, se habían convertido en un lastre en mi vida, mermando su calidad.

¿Te gustaría saber las siete cosas que me han ayudado a mejorar mi día a día?

Aviso que ninguna ha sido embarcarme en Elcano, pero esta foto me relaja mucho ;).


-Dejar el móvil en casa o...muy al fondo del bolso.

Siempre he pensado que los dispositivos electrónicos esclavizan, no liberan. No soy amiga de jueguecitos, aplicaciones ni de demasiadas redes sociales, pero reconozco que la posibilidad de recibir un correo importante y que se me pase, o una llamada de igual calibre a veces me atormenta y hace que mire el móvil cada dos por tres. Eso influye mucho en mi calidad de vida. Primero, porque me distrae, segundo, porque me hace sentir esclava de un hábito que me disgusta y que altera mis ritmos. Por eso he decidido que cuando esté disfrutando de los míos, haciendo deporte o cualquier actividad no profesional y no esté esperando la llamada de nadie, el móvil se queda en casa.

También evito por todos los medios posibles entrar en los famosos "grupos de Whatssap", donde entran informaciones y conversaciones que ni me interesan, ni estoy en disposición de atender.

-Centrarme en sólo una cosa.

Fruto de las preocupaciones y sobre estimulación de la vida moderna, surge el "tener la cabeza en mil cosas a la vez". Eso me impedía disfrutar de algunas cosas y ejecutar otras con mayor eficacia. La dispersión mental no me parecía agradable, e incluso me ocasionaba olvidos por no estar pendiente por completo de algo en ese momento. Reconducir la mente no es fácil, es un ejercicio de voluntad duro, que requiere entrenamiento constante, ya que la tendencia natural de un pensamiento es solapar a otro concatenadamente.

A veces lo logro y a veces erro, pero no por ello dejo de intentarlo. El momento de trabajo, que sea de trabajo. El de ayudar a alguien, de ayudar; y el de la mascarilla, que sea el de ponerse una mascarilla y ya. Una y otra vez la mente se educa tanto como un músculo y los niveles de concentración van en aumento. Los esfuerzos por concentrarse en solo una cosa da como principal fruto alcanzar un mayor nivel de perfección en lo que haces, y eso da felicidad.

-Aprender a vivir el día a día (eso también es construir futuro, pero reduce la ansiedad).

Otro de mis fallos era menospreciar el presente. Me pasaba la vida con sentimientos encontrados por el pasado, idealizando unos momentos y reprochándome otros. Con el futuro mi relación era más tormentosa si cabe, porque todas mis acciones iban encaminadas a asegurarlo, ya que siempre lo imaginaba difícil y poco amable. Por eso casi que despreciaba el día a día, y eso de vive el presente, lo consideraba una tendencia bigarda para justificar errores futuros, debido a que no conocía su verdadero significado. Muy grave error. Todo se construye desde el presente y por eso hay que darle la importancia que se merece. Los sentimientos y las relaciones se construyen a diario, al igual que las obras materiales o intelectuales. El día a día merece ser mimado y vivido, merece ser tenido en cuenta como lo que más. Eso me ha ayudado a reconciliarme con el pasado y  sobre todo, a angustiarme menos con el futuro. Aprender y asumir que el futuro es mi cotidianidad y que nada tengo que temer, me aporta mucha tranquilidad.


-Abrazar el orden dentro de tus posibilidades.



Yo era (y aún soy) muy desordenada y eso no sólo me hacía sufrir a mí, sino a la gente que me quería. En mi caso se juntaban dos circunstancias que siempre usaba para justificar el desorden, mi escaso tiempo libre y mi terrible aversión a las tareas domésticas. Con lo primero nada puedo hacer salvo dosificarme mejor y no ir dejando nada para después. Lo que ahora se hace en un momento, mañana necesitará más momentos porque el trabajo ha aumentado. En cuanto a lo segundo, empezar a pensar que las tareas de orden y limpieza doméstica no me apartan de otras actividades más placenteras, sino que precisamente, las posibilitan, fue la clave. Si no hay platos limpios ni comida en el frigorífico, no como rico. Si no tengo la ropa limpia y bien colocada, no voy guapa. Así de sencillo como considerar el tiempo invertido en la casa como un medio sano para fines plenos y no darle más vueltas.


-Tomar decisiones al amanecer, y nunca después de las 8 de la noche (salvo que la decisión sea elegir un plato en un restaurante ;)).

Salvo en épocas estivales, soy un ser plenamente diurno. Amanece, me suelo llenar de una energía que va desapareciendo conforme cae el día. Pero no sólo las horas se llevan mi energía, sino que también se llevan mi seguridad y mi lucidez. Cuando cae la noche, me suelo sentir más triste y más miedos suelen aflorar, con sensación de indefensión incluida. Quizás sea algo extraño que no sé dé en mucha gente, pero asumir que la noche me atonta (la melatonina empieza a hacer su trabajo) y que las cosas importantes deben ser pensadas y hechas durante el día, me ha ahorrado muchos disgustos y me ha aportado más serenidad. Así que si ha caído el sol, los problemas de mañana, serán literalmente, de mañana.

-Asumir que el tiempo es limitado y que hay que invertirlo bien.

Hay circunstancias que impiden que aproveches como realmente quieres tu tiempo libre, entre ellas están la desidia, la falta de información y los compromisos sociales indeseados.  Y creo que estas tres cosas en concreto se combaten con fuerza de voluntad; para ponerse en marcha, para investigar y para decir no, respectivamente. Conocer lo que ofrece tu entorno en cuanto a actividades de relax da mucha vida. Actividades culturales, rincones urbanos por conocer, caminatas rurales son algunas de las cosas que podemos tener al alcance de nuestra mano si nos ponemos a buscar.

Cultivar aficiones que realmente te aportan beneficios da mucha calidad de vida. En mi caso, aprender a hacer un mejor deporte , dejar de ir por libre  y recibir guía y asesoramiento me ha dado muchas más satisfacciones que pasarme un rato levantando pesas sin ton ni son, por poner un ejemplo. Informarse, escucharse a uno mismo, priorizar y hacer criba es la base de todo buen aprovechamiento de nuestras mejores horas. Otras veces, basta con tumbarse en el sofá y ponerse una película ;).


-Cultivar la inteligencia emocional.

La empatía, el ponerse en el lugar del prójimo, analizar y poder interpretar de forma correcta los mensajes que nos lanzan los demás ayuda mucho. A ellos y a ti. Y además, nos sirve tanto en el ámbito personal como en el profesional. Es más fácil convivir con los demás si nos esforzamos por entenderlos, aunque el esfuerzo no sea recíproco.  Por otro lado, desmantelar prejuicios y asumir que una conducta seria no tiene que estar desligada de los gestos bonitos y las palabras amables, hace la vida más agradable para todos. Uno de mis mayores miedos sociales y familiares, era caer en lo cursi o empalagoso pues lo asociaba con cosas negativas, y por eso alguna que otra vez me reservé gestos de cariño que debía haber dado.  En este tema, el equilibrio y el ser fiel a uno mismo es la clave.




***

Hasta aquí llega mi pequeña selección de estrategias que he tenido que asumir y trabajar (algunas de ellas con bastante esfuerzo), para verme y sentirme mejor. Topicazos o no, conforme las iba integrando en mis rutinas, abrazaba estas con mayor ilusión y alegría. No hay mejor camino que al que tú misma le quitas las piedras.

¿Cuáles son las vuestras? ¿Qué pasos os hacen sentir y hacer las cosas mejor?

Un abrazo,
el mono Gretel.






38 comentarios:

  1. Una entrada que me ha encantado, son unas pautas estupendas a ver si puedo aplicar la de centrarse en una cosa porque me parece una idea estupenda. Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho esta entrada, comparto mucho tu forma de pensar, cada vez trato de ser más consciente del aquí y el ahora, de aprovechar el momento y vivir cada instante como se lo merece. Me quedo con tomar decisiones al amanecer, la almohada muchas veces nos da la respuesta.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Qué post más útil y valiente... yo también soy el desorden en persona.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho el post y me identifico mucho con las pautas de la inteligencia emocional (yo la pondría en el uno, sin dudar porque vertebra todo lo que viene después) y la de las decisiones mañaneras, que tienes más razón!
    Mis pautas estos años han sido de orden más práctico como dejar de fumar, cambiar mi alimentación y hacer deporte. Pero siempre, como te digo, trabajando la inteligencia emocional: por el trabajo que tengo, estoy en contacto con tantas personas tan diferentes que siento que no paro de aprender y evolucionar y eso me enriquece mucho.
    Repito...me ha encantado el post!
    Un beso fuerte y gracias por regalarnos estos posts más personales.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado el post. La clave está en escucharse mucho, dejar que el ruido externo no te arrasre, y disfrutar del presente, venga como venga. En eso Dori fue mi maestra. Si hay 5 minutos de sol, vamos a disfrutarlos! quizá luego llueva 3 días, pero ese ratito no te lo quita nadie.
    Cada dia es una película diferente.
    Un abrazo, guapa!

    ResponderEliminar
  6. Me han encantado tus pautas y me identifico con muchas de ellas. Además, yo también creo que debería disfrutar más del presente, porque por el momento por un lado idealizo el pasado y por el otro - me preocupo demasiado por el futuro.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Maravillosa entrada!!. Me quedo con esta: Tomar decisiones al amanecer, y nunca después de las 8 de la noche :)

    Mil gracias!!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me parecen unas pautas muy buenas a mi sobre todo me agobia mucho el futuro y no disfruto todo lo que puedo el presente pero con las condiciones actuales de vida es difícil despreocuparse.....un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Voto por más entradas así, la verdad que es muy lógico todo lo que nos cuentas, de una forma u otra yo he ido haciendo mías esas opciones con los años aunque a veces me toca pulir alguna cosilla. En mi caso los fines de semana desconecto muchísimo de todo y me intento centrar en disfrutar de los míos, es cuando más juntos podemos estar y hay que aprovecharlo.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  10. Bueno, de aquí a que empieces a hacer meditación no queda nada. Te ayudaría para tener un instrumento con el aunar todo lo que cuentas. Bss.

    ResponderEliminar
  11. No tengo palabras para decirte lo que me ha gustado esta entrada... Coincido con todo!! Centrarme en una sola cosa es algo que a mí también me ha ayudado mucho, y no te cuento la importancia que tine el orden en mi casa y en mi vida en general. Qué paz me dan... Gracias por la entrada! Un besoteee.

    ResponderEliminar
  12. Gran post. Y tomo nota de lo de no tomar decisiones a partir del anochecer :D, gran idea porque me pasa exactamente como a tí.
    Ciao guapa, un beso

    ResponderEliminar
  13. ¡Maravilloso post! Llenito de buenos consejos que yo misma prometo aplicarme, pero debo confesarte que muchas veces caigo en mis propias trampas. Acertadísimo consejo el de centrarse en el presente, si yo te contara la de años que he arrastrado el pasado y me ha impedido disfrutar de lo que tengo, de valorarlo como se merece, es algo que ahora me da una rabia tremenda, el tiempo es para disfrutarlo ahora, no hay más. Coincido contigo, también, en lo de ser un ser diurno, algunas noches el pensamiento me traiciona y es cuando más me flaquean las fuerzas (mentalmente hablando), así que no puedo más que aplaudir tu consejo y por supuesto, aplicármelo. El orden y centrarme en una sola cosa son hábitos que, desde que me los propuse y los cumpla a veces a regañadientes, no me han traído más que alegrías. Y en el tema de la inteligencia emocional, no puedo más que aplaudirte, aquí sí que tengo que aplicarme al cuento desde ya. Créeme que necesitaba leer algo así y hoy me has dado una enorme alegría. Un besazo ASÍ de grande, preciosura, disfruta muchísimo del fin de semana.

    ResponderEliminar
  14. me encanta el post guapa. Y yo también voto por más post de este tipo. Intengo seguir ya algunas de tus pautas. Sobre todo me apunto la de no tomar decisiones pasadas las 8, yo también he metido mucho la pata por esto. Besos

    ResponderEliminar
  15. Pues mientras te sirvan me parece estupendas,como bien dices es algo muy personal, yo nunca me he marcado pautas para esto pero sin hacerlo creo que he tenido una calidad de vida bastante bueno. No sé todas estas cosas creo que dependen mucho del carácter de cada persona y hay personas que no se organizan ni con pautas ni sin ellas y se siente mal con todo, incluso con cosas que desde fuera estás bien que no los son, hay mucho que hablar sobre esto, creo que no es cuestión solamente de pautas... pero si te han ido bien estupendo.


    Besos

    ResponderEliminar
  16. hola guapiisima!! Me has echo el dia, muy motivador y te deja pensando ( estoy por imprimirlo y ponermelo en el espejo del baño, asi lo leo todos los dias). un besotiis!!

    ResponderEliminar
  17. Hola guapa!! Me ha gustado mucho el contenido de hoy, me parece muy interesante y muy cierto, todos pasamos por esas situaciones y tenemos en nuestra vida esos malos hábitos que nos impiden ser felices, pero hasta que no te paras a pensar y tomas la decisión de hacer algo no eres realmente consciente. Un beso

    ResponderEliminar
  18. No te imaginas lo mucho que me ha gustado y lo que me he sentido identificada con el post. Yo tambien soy de las que mucho abarca y poco aprieta, y tengo que dejar de ser dispersa y centrarme, por no hablar de la dependencia del movil, que me molesta pero me parece imposible de abandonar. Tomo buena nota de todo lo que dices y me pongo a ello, en estos momentos siento que necesito cambiar algo si quiero seguir adelante, me noto tan estancada...
    Muchas gracias por el post!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  19. Muy buenas pautas y muy buen post. Eso de vivir el presente es algo que siempre le digo a mi gente, cuando les veo que están más preocupados en el mañana que en qué está pasando, yo para eso soy muy disfrutona, si voy de paseo lo disfruto y si estoy en el sofá con la mantita estoy tan feliz. Lo que si me cuesta más es el tener la mente en una cosa, me pasa mucho de estar haciendo la comida y pensando que tengo que tender o estar trabajando y pensando que tengo que llamar al pediatra, me doy cuenta y lo intento corregir...
    Hace tiempo que dejé de pensar por las noches jajaja, será el cansancio.
    La frase que dices :el equilibrio y el ser fiel a uno mismo es la clave. Pues sí, totalmente, también tuve una época de no querer ser empalagosa ni mostrar afecto, ahora hago lo que me sale y ya está..con todo
    Pues nada cariño, me alegra que tu calidad de vida aumente y que siga, me ha gustado mucho leerte.
    Un beso guapa y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  20. Un post estupendo!!! Me ha gustado mucho y resumiendo es aprender a vivir disfrutando cada momento 😘😘😘

    ResponderEliminar
  21. Me ha encantado este post y voy a intentar poner en práctica algunas de estas pautas, porque la verdad que me haría mucha falta.
    Muchas veces me siento esclavizada por mi móvil, lo llevo a todas partes y no sé salir de casa sin él... Cada vez intento utilizarlo menos, sobre todo cuando estoy con amigos o familiares disfrutando de buenos momentos, pero sigue siendo lo primero que miro al despertar y lo último antes de acostarme.
    Por otro lado, el vivir día a día es algo que debería aplicarme, pero ya. Siempre vivo preocupada por el futuro y no disfruto lo suficiente del presente.
    Un besito guapa y que pases un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  22. Uff!! No sé por donde empezar!! Coincidimos en varios puntos. Yo soy de las que está haciendo una cosa, pensando en 2000 a la vez y tratando de abarcar todo a todas horas. Le doy vueltas y vueltas a las cosas y soy tan autocrítica que siempre pienso que podía haber invertido mejor el día y sus horas... vivir conmigo no es fácil pero intento mejorar cada día.
    Ayer salí por la tarde y me dejé el móvil en casa. Quería desconectar, escuchar a mi familia y disfrutar realmente de la tarde. También he empezado a relativizar la importancia de las cosas pero sobre todo intento juzgarme menos porque a veces me doy cuenta de que soy mi peor enemiga, no soy la mujer maravilla ni quiero serlo pero parece que una parte de mi no quisiera entenderlo, soy un desastre!!
    En lo que he mejorado mucho ha sido en eliminar una relación con un familiar que era tremendamente destructiva para mi. Esa persona me hacía sentir menos, que no valía para nada, que no era suficiente para nadie, me sentía incapaz de nada solo porque esa persona me hizo sentir así desde niña. Después de hablar mucho con el psicólogo he comprendido que esa persona vertía sobre mi muchas de sus frustraciones, miedos e inseguridades y sobre todo aunque suene horrible decirlo es una persona que disfruta haciendo daño y contra eso no hay solución. Cuando dije hasta aquí y me liberé de esa persona (siendo un disgusto que ha desunido a la mitad de mi familia de la otra mitad) nuestra vida (la mía, la de mi madre, mis tios, etc) empezó a cambiar para bien. Los disgustos graves terminaron y ahora nuestra vida es otra. Aún hay momentos donde me siento mal, sobre todo si una persona me habla de mala forma aunque sea un extraño pero me refugio en los míos y recuerdo todo lo que he conseguido por mi misma y se me pasa.
    El pasado es algo extraño, parece pasado pero por momentos es más presente que el presente ;-) (me he puesto un poco filosófica) pero aunque mi pasado es algo que preferiría cambiar, una parte de mi sabe que soy tan dura y tan fuerte gracias a él.
    También he perdido muchos amigos y familiares en el camino por enfermedades y creo que doler duele siempre pero intento ver lo bueno y no me dejo llevar por la tristeza de ver que no están. Desde entonces y creo que te lo he comentado en alguna ocasión, siempre digo lo que siento y procuro no guardarme nada para no tener la sensación de que me quedó algo por decir o hacer en el camino.
    Menudo comentario tostón te estoy escribiendo XD como ves tengo mucho por mejorar (jajajaja)
    Muchísimos besos y buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
  23. ¡Hola! Me gustó mucho esta entrada. Es cierto todo lo que decís. Me adhiero totalmete a lo del móvil, no soy de llevar bolso así que intento optar por lo de dejarlo en casa; lo cierto es que con el tema de las urgencias o las llamadas pendientes soy medio obse. Pero siempre que puedo lo dejo, más que nada porque sé que soy cuasi-adicta a las redes sociales y a whatsapp así que estoy preocupada en la jornada del celular jaja. Ya si voy a reunirme con alguien (es decir, si no salgo sola) lo dejo en la mochi o en el bolsillo, porque odio realmente la gente que le hablás y está con los ojos pegados a la pantalla -.- por eso no lo hago.
    Lo de abrazar el orden también me parece coherente. Al igual que el punto de tomar decisiones al amanecer y no por las noches (aunque esta última no la ponga mucho en práctica, y luego vaya pagando las consecuencias jaja).
    Acabo de descubrir tu blog, y me encanta así que me quedo a seguirte. Besotes, nos leemos♥

    ResponderEliminar
  24. Muy buena entrada monita. La verdad es que con el paso de los años he ido adquiriendo algunas de las pautas que dices y sobre todo lo de saber organizarme y centrarme en una cosa ( a pesar de tener mil rondando) me ha funcionado para dejar de sentir esa "pesadez" que a veces nos ronda por pensar que no damos abasto. Lo del móvil no me cuesta mucho, lo que quiero saber es que mi familia esta bien, y como vivo en una ciudad distinta me condena a estar pendiente...hasta cierto punto... les tengo asignados tonos distintos tanto en llamadas como en wasap y activados como favoritos...asi me puedo desconectar de todos menos de ellos que es lo que me interesa. Tengo pendiente no "ansiarme" por el futuro y centrarme mas en el presente, siento que me pierdo muchas cosas por ello.
    Un besote gordo y animo con todo

    ResponderEliminar
  25. Me ha parecido una entrada muy interesante. Ya pongo algunas cosas de esas en práctica, pero quiero ponerlas todas. Besos

    ResponderEliminar
  26. Me ha gustado mucho la entrada y comparto algunas pautas, como la de asumir que el tiempo es limitado, pero la de dejar el móvil de lado es la que más me cuesta.. Lo que sí evito son los grupos de whatsapp, al final no les hago ni caso, los silencio y ahí se quedan xD
    Un beso!

    ResponderEliminar
  27. ¡No me ha podido gustar más el post de hoy! Y no sabes cómo estoy de acuerdo contigo en la mayoría de las cosas que has expuesto. Empezando por la primera, que mira que yo soy "amante" de las nuevas tecnologías y aún me sigue alucinando la manera en que internet ha cambiado la vida de las personas (en mi caso hasta encontré pareja por aquí de la otra punta de España), en fin, una defensora convencida de todos los beneficios que los avances tecnológicos nos han proporcionado. Pero no soporto que en una reunión,una salida...todos estén pendientes del móvil. Es que te prometo que hasta me pongo de mal humor y puedo acabar tan frustrada como cabreada y sin ganas ya de comunicarme con nadie. Sé que parezco poco tolerante pero es que poca gente se da cuenta del grado de dependencia que tienen con su móvil y de lo que se pierden por ir con la cabeza gacha. Me ha encantado también lo que comentas de centrarse sólo en una cosa. A mí me está costando muchísimo hacerlo (curiosamente es uno de los propósitos que tengo ahora porque pienso que es la manera adecuada de aprovechar el tiempo ya que me he dado cuenta de que soy una experta en perderlo). No pierdo las esperanzas de todas formas, lo lograré. Un besito, guapa

    ResponderEliminar
  28. Son unas pautas muy buenas para tener en cuenta, me ha gustado mucho la de tomar decisiones al amanecer.
    Besos!

    ResponderEliminar
  29. Qué post tan bonito!! Y qué cierto!! Muchas veces nos complicamos la vida con tantas cosas innecesarias... en lo simple se encuentra la felicidad. Vivir en el presente es todo un reto que yo también estoy trabajando, al ser una persona que le gusta mucho soñar, a veces me cuesta. Pero ahora cada vez que me doy cuenta, intento volver y no irme a Marte tan pronto!! jajaj Un besote!!

    ResponderEliminar
  30. Me ha encantado mucho el post!! Me han parecido unas pautas muy prácticas e interesantes!! Muy útil lo de centrarse en lo que estás haciendo, estás practicando mindfullness!!
    Besines,
    http://cocorosevlog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  31. Buenos días Gretel,

    me ha gustado el post mis pautas son iguales y llevo practicándolas hace años; excepto la quinta que me la apunto y la del tiempo limitado que me cuesta más. Añado descansar las horas necesarias que para mí es fundamental, leer a diario un rato, hacer deporte, y premiarme cuando tengo un día de perros.


    Un besazo.

    ResponderEliminar
  32. ¡Buenos días! Pues me ha encantado leerte, más de una pauta me vendría bien... Sobre todo la de no tomas decisiones a partir de ciertas horas, pues el cansancio causa estragos! jajaja Sí cumplo con lo de concentrarme mucho en una cosa a cada momento, desde luego mejora el rendimiento y la atención (además de producirme menos estrés!).

    Un beso,
    Le Style et Moi

    ResponderEliminar
  33. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  34. Te leí hace ya días pero el comentario en una entrada así requería tranquilidad y ordenador en mano. Me ha gustado mucho. Si has conseguido hacer aunque sean pequeñísimos avances en estos 7 puntos estás de enhorabuena porque son unos buenos pilares para ser feliz. Me alegro de saber que así es porque eso es que todo marcha en buen camino para el monito :) ¡Ojalá pueda hacer yo algún día una entrada así! Peco y sufro de prácticamente todo. Dependencia del móvil nunca la he tenido, es verdad que a raíz de hacerme instagram estuve unos meses muy obnubilaba con él pero ya se me ha pasado y todo vuelve a estar bajo control, me resulta muy desagradable estar hablando con un amigo y que saque el móvil, yo nunca lo hago, ya no por educación sino porque ni me acuerdo de ello. Estoy de acuerdo contigo en que son armas de doble filo, me hizo gracia leer un día que Steve Jobs no dejaba a sus hijos ni acercarse a las tablets/iphones, él sabe bien el monstruo que hay dentro de lo que ha creado el problema es que no se lo dicen a la gente, nos pintan las tecnologías como un terreno inocente e ilusionan y un pimiento, he visto desastres por la dependencia a ellas, personas aisladas en si mismas y en un mundo virtual... quitando eso creo que tengo todo por hacer. Me cuesta concentrarme en una sola cosa lo que hace que baje lo que rindo, soy desordenada, me preocupo mucho por el futuro a niveles de ansiedades y de crisis existenciales (no sé si todos pasamos éso justo antes de acabar la carrera pero está siendo tremendo para mí el preguntarme que si realmente es mi camino, me da mucho vértigo ver ahora que he estado dedicando muchos años de mi vida a estudiar algo que no sé si me hará feliz y estoy muy rayada con ese tema, siento que quizá son años perdidos porque he estado estudiando mucho y viviendo poco y no sé si con razón o sin ella), duermo muy mal y por lo tanto vivo muchas horas de noche y es verdad que siempre me encuentro más pesimista y sola en el mundo cuando tengo descontrolado el sueño, cuando no me levanto con la energía del sol recién salido.... empática soy bastante (demasiado) pero inteligencia emocional tengo poca. No sé controlar mis sentimientos. En fin, qué comentario más optimista, te deben de estar entrando ganas de cortarte las venas solo con leerme jaja No sé porque al leer a otra persona siento la necesidad siempre de aportar mi experiencia personal en vez de ceñirme a comentar lo que me cuenta. El resumen de lo que he sentido al leerte ha sido comprensión porque como puedes ver yo también lo llevo a las espaldas y alegría por saber que estás consiguiendo poder con todos esos impedimentos. Me ha encantado conocerte un poco más ;) Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  35. Buenos días Gretel,

    me ha gustado el post mis pautas son iguales y llevo practicándolas hace años; excepto la quinta que me la apunto y la del tiempo limitado que me cuesta más. Añado descansar las horas necesarias que para mí es fundamental, leer a diario un rato, hacer deporte, y premiarme cuando tengo un día de perros.


    Un besazo.

    ResponderEliminar
  36. Hola Gretel :)

    ¿Sabes una cosa? Me he sentido muy identificada con muchas de las cosas que escribes, creo que somos muy parecidas.

    Igual que tu, estoy empezando a tener más en cuanta las cosas del orden (tanto de la casa como de la vida) incluso me he leído algunos libros :) Si puedo ayudarte con estos temas me encantaría compartir opiniones contigo.

    Un besito enorme y disfruta mucho mucho del fin de semana!

    ResponderEliminar
  37. Hola guapa, me ha encantado este post!! Tienes toda la razón en lo de no menospreciar el presente, es algo en lo que tengo que centrarme. Muchas veces me recrimino a mi misma decisiones del pasado o me preocupo mucho por mi futuro. Cuánta razón!! En cuanto al móvil, por circunstancias he estado en los últimos meses algunos días sin poder tener acceso a internet y no sabes qué alivio. Al principio pensé que me costaría mucho pero después me ha venido genial para desconectar un poco y coger impulso. Un besazo

    ResponderEliminar
  38. Mira que entrada más personal pero me ha gustado leerla (y mucho) porque tienes tanta razón.
    Hace unas semanas sufrí un momento emocional que me hizo pensar mucho en mi tiempo y en cómo estoy viendo pasar mi vida. Este fin de semana pasado me ha servido para profundizar más en ello y ver las cosas más claras.
    Un beso.

    ResponderEliminar