lunes, 23 de noviembre de 2015

8 "errores" que cometemos al comprar maquillaje y cosmética.

¡Hola  a tod@s!

A veces, (no siempre, menos mal) me he encontrado en mi baño, alcoba y neceser con cremas, maquillaje, y toda clase de productos que o han sido un fiasco, o no uso por determinadas razones. Esto me hace sentir entre decepcionada, estafada...pero todo provocado por mí, claro está. Pretendo, con todo mi corazón que esta entrada pueda ser de ayuda, en ningún momento es una crítica al modo de organizar las compras de nadie. Sólo son consejos respecto de determinadas situaciones en las que antes de quemar la visa me hubiera gustado que alguien me hubiera dicho eso de echa el freno Magdaleno. Y más de cara a esta época llena de espiritual consumismo que nos avecina, a los ataques publicitarios sin freno, al viernes negro negrísimo para nuestros bolsillos...

 Y todo ello por no hablar del factor moral sobre compartir o ser generoso con personas mucho menos afortunadas que nosotras. Pero no es mi deber ni mi intención ese flagelo al estilo occidental. Así que seamos agradecidas y disfrutemos de lo que tenemos, con algunos consejos, que espero que os sean útiles.

Los caprichos en cosmética me hacen feliz, pero si puedo ahorrar unos euros e invertirlos en cosas que me gustan (o necesito) mucho más, como viajar, salir a tomar algo, arramblar sin piedad con una pastelería...pues mejor que mejor.



Así que, piénsatelo dos veces si...



1. Vas a comprar un producto que no vas a usar inmediatamente o en un tiempo razonable. 
Por ejemplo, has visto una oferta de aceleradores del bronceado en pleno noviembre y los compras, pero no los vas a usar hasta agosto. Puede que en ese período de tiempo las necesidades de tu piel hayan cambiado, que descubras en el trascurso de esos largos meses que no toleras bien alguno de sus ingredientes, o que en vez de irte de vacaciones a la playa te acabes subiendo en el Transiberiano para sentirte como Anna Karenina, y esos productos no vean más luz que la de tu habitación. Yo soy de las que adoran la planificación, pero me gusta más la prudencia, y sé que en un segundo las circunstancias pueden cambiar mucho. Me suele ir mejor cuando compro según voy necesitando.

2. No sabes qué tienes y qué no.
Lo mejor para saber que "necesitamos" es hacer inventario de vez en cuando. Puede que redescubras una paletita de sombras preciosas que tenías olvidada en un bolsillo interior de tu neceser, O que de repente, aparezca ese labial que creías perdido. Los duendecillos son muy traviesos, esconden cosas y nos las devuelven sin previo aviso. Mejor hacer una búsqueda del tesoro entre nuestras cosas y ahorrarnos tener productos repetidos o que vayan a correr la misma suerte que sus hermanos olvidados.

3. Estás atravesando periodos con fuertes cambios.
Cambios hormonales, de clima, de estilo de vida que puedan repercutir en tus necesidades, en tus gustos, en tu piel... En estos casos lo mejor es darnos tiempo hasta saber a qué dirección apunta la veleta. Si siempre tuve la piel mixta pero cada vez la noto más seca, es mejor no comprar esa oferta de 2x1 en tónicos astringentes. Puede que no los vuelvas a necesitar y te dé apuro regalar una bote abierto a tu amiga, por muy íntima que sea.

4. Hay herramientas o productos que no controlas, y te has encaprichado de uno carísimo.

Siempre pensé que los experimentos con gaseosa. Si tienes un pulso de mantequilla, no te recomiendo que te gastes 50 euros en un delineador finísimo para casi profesionales. En mi humilde opinión, lo mejor es ir experimentando con opciones baratas hasta pillarle el truco. En mis carnes he comprobado, que por muy bueno que sea el producto, si no tienes maña y arte, de nada vale el renombre. Pero cuando seamos doctas en el uso de algo.. .entonces, ¡manos expertas a dar forma al bello mármol!

5. Eres muy impulsiva.
 Ser "consumidora" de blogs de belleza y los impulsos, es una mezcla muy peligrosa (pero eso ya lo sabemos todas :p). Nos llega mucha información, en la mayor parte de los casos de calidad, fotos bonitas, opiniones que nos suenan a relatos de las Mil y una noches,,.Pero como toda información (y más la que entra a raudales) hay que analizarla. Tenemos que tener en cuenta las necesidades y preferencias de quien la escribe, si es aficionado o profesional de la belleza, si ha comprado el producto, se lo ha regalado alguien muy querido y le tiene cariño, o si lo odia profundamente porque le recuerda a su peor enemigo. Para disfrutar y para hacer regalos, podemos leer cualquier post, pero para comprar para uno mismo, tenemos que sernos sinceros y valorar nuestras circunstancias.

6. No eres asidua al cosmético que vas a comprar.
En este caso, puede que sea el comienzo de una bonita amistad (me ha pasado mucho, y agradezco de corazón haberme enterado de la existencia de productos que han hecho mis delicias). O por el contrario, puede que no se adapte a nuestra "rutina de belleza" como esperábamos y quede para protagonista de una entrada titulada "grandes decepciones". Por ejemplo, si odiamos la textura del aceite, por muchas entradas que salgan hablando del olor, la nutrición, los efectos de un aceite, si cuando nos lo vamos a echar en la piel es un suplicio la sensación, pues es un suplicio y ya. Acabaremos dejándolo "para otro día" y será una mala inversión, en el plano económico y en el disfrute de nuestros sentidos, que se ha visto frustrado.

7. Eres demasiado fantasiosa.
Este es claramente mi caso. Veo un maravilloso ejemplar de labial en peligro de extinción, de un color chillón, o un iluminador angelical y pienso "esto me lo compro para cuando me inviten al baile del príncipe azul, cuando me vaya de viaje a las Maldivas, o cuando conquiste el mundo y salga a dar mi primer discurso como Emperatriz del Universo..." y así sucesivamente. Eventos imposibles que nunca llegarán o que llegan y tienen menos relevancia de la que crees. Siendo más realista con los ejemplos, generalmente me pasa en fiestas como Nochevieja, o algún viaje cortito o visita a casa, etc. En esos casos podía haberme apañado perfectamente con lo que tenía, sin necesidad de desembolsar en algo muy especial.  Por eso ahora soy muy prudente en las compras de cosmética y maquillaje que no son básicos o todoterreno. Porque hace ya mucho que no voy de palacio en palacio y de recepción en recepción... :P
Ahora, que cuando la ocasión lo merezca, ¡a por todas!

8. Eres compradora online.
Internet es un arma de doble filo para las compras. Por un lado, nos permite ahorrar mucho tiempo, y tener acceso a una gran variedad de productos con mucha comodidad. Por otra parte, es peligroso porque puede ocurrir que nuestra consciencia de estar gastando dinero sea sólo a medias (no hay desplazamiento fuera del hogar, ni trato con el vendedor, ni ves a otros clientes) Y cada vez los diseños de las webs son más golosos. Es algo parecido al efecto "tarjeta de crédito", pero algo más exagerado porque compras desde tu sofá, vas a comer luego, o a llamar por teléfono. Y así la actividad de comprar puede pasar "desapercibida" para las personas menos ordenadas económicamente. Y todos podemos darnos así algún sustillo.

"Baúl de los recuerdos" que es mejor evitar. Nada me da más enfado que malgastar recursos (dinero, espacio, tiempo...).



¿Tenéis consideraciones similares a la hora de comprar? ¿Sois atrevidas o conservadoras con las nuevas adquisiciones?

Un abrazo,
el mono Gretel.



















51 comentarios:

  1. Que buen post! Ciertamente, comprar por comprar no es bueno y menos cuando se trata de este tipo de productos porque luego caducan y se pierde el dinero o peor aún, podrían causarnos una alergia o algo parecido...

    ¡Besos y feliz inicio de semana mi ChicAdicta! :D
    www.piensaenchic.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar! Totalmente cierto, es que cuesta pensar que son cosas perecederas aunque nos duren siglos. Besos!

      Eliminar
  2. Un buen post!!! intento comprar con cierta lógica aunque eso hay veces que es muy difícil, especialmente cuando se trata de maquillaje, pero siempre compro productos que voy a usar, por ejemplo aunque veo verdaderas joyitas de iluminadores, no se me ocurre comprarla porque rara vez utilizo iluminador por muy bonito que sea!!!!! ja ja ja, en lo referente a la piel eso es algo en lo que debemos de tener mucho cuidado y siempre utilizar los productos adecuados para cada una, puedes estar leyendo maravillas de un producto pero ante todo tiene que ser más tu tipo de piel!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese mismo ejemplo de los iluminadores me pasa! Estoy deseando tener uno, y los veo preciosos...pero luego razono y pienso que por ahora no me vienen bien. Muchos besos!

      Eliminar
  3. Pues con los años,cada vez afino más. Antes era mucho más impulsiva y ahora me lo pienso desde diferentes perspectivas. Pero eso no quita que no me vengan genial tus consejos porque sigo y leo muchos blogs y la tentación está siempre presente! jajaja
    BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la tentación es omnipresente en este mundillo! Somos a la vez tentadoras y tentadas! Jajaja. Un besazo!!

      Eliminar
  4. Muchas gracias por colgar estos truquitos, son muy buenos para tener en cuenta cuando se desata nuestro instinto consumista :) A mí lo que siempre me ha perdido son las compras online: tantas cosas a solo un click de distancia, por no hablar de todos los productos que hasta hace unos momentos no sabíamos que existían y de repente nos parecen imprescindibles.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo...a veces no me puedo explicar el ansia viva que da internet. Menos mal que luego se me pasa, aunque creo que esas ganas momentáneas son parte la fantasiía y la diversión. Un beso enorme!!

      Eliminar
  5. Me parecen buenas recomendaciones.
    De todas formas, todas atravesamos por etapas como potingueras. Creo que hice un post al respecto hace ya tiempo, y hay una fase en la que te desbordas y arramblas con todo, y luego empiezas a controlar un poco mejor lo que quieres y lo que no.
    Aún así, yo reconozco que compro más de lo que sería razonable, pero también acabo dándole destino, aunque no sea para consumo personal.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he encontrado tu entrada! Simplemente genial! Y lo graciosa que es. Besos!!

      Eliminar
  6. Muy buenos consejos, guapa. Gracias por compartir.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Muy buenos consejos! es verdad que aveces nos encaprichamos con algo y luego no le damos tanto uso!!
    un besi guapi y me quedo a seguirte por el blog!
    Gracias por pasar por el mío :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Los temidos caprichos siiii! Un besazo!

      Eliminar
  8. Que grande, creo que en algún momento he cometido toooodos los pecados que describes... Culpable.
    Gran post, muy trabajado.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un post que sale de mi experiencia, así que yo también me confieso pecadora! Besos!!!!!

      Eliminar
  9. Buena entrada, yo desde luego soy madre y esto de ser blogger no me hace gastar más porque sé lo que hace falta en casa y lo que no, ya te sigo por gfc gracias por tu lindo comentario, besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la maternidad cambian mucho todas las perspectivas. Yo aún no la he experimentado, pero imagino que si alguna vez llega todos mis esquemas y preferencias cambiarán. Besos!!!

      Eliminar
  10. ¡Qué post más útil! Seguro que me los aplico jajajaj

    Un besii

    ResponderEliminar
  11. Yo soy de las que compro y regalo...
    Gran post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Yo compro mucho para regalar también, pero conmigo cada vez intento ser más moderada. Un beso!!

      Eliminar
  12. Totalmente de acuerdo contigo, me ha encantado esta guía, me ha parecido un post súper interesante y que nos ayuda mucho. Yo me compré una vez por Maquillalia un pedido que por llegar a 20 € cogí un labial de LA girl, y lo peor del mundo, 5 € a la basura. Mejor informarnos y hacernos listas antes, por si acaso.
    Un besito guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo te entiendo! Me da bastante rabia que me pasen cosillas de esas... la planificación es lo mejor para comprar como bien dices! Besitos!

      Eliminar
  13. Me reí mucho con el post jajaj muy util y muy cierto. Esto de seguir blogs es un arma de doble filo, tengo una lista enorme de cosas que quiero que descubrí por acá jaja me ha pasado lo de ser muy fantasiosa también, me compré un labial naranjo muy fuerte porque "algún día lo voy a usar" y sé que él naranjo no me viene nada bien, pero lo compré igual brrrp jaja

    Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte Romina! Jajaja yo tb piqué con un pintalabios naranja chillón, al poco me arrepentí, pero lo peor fue que se me perdió. Muchos besos!

      Eliminar
  14. Al ir leyendo me he sentido identificada con unos cuantos errores jejejeje, así que la próxima vez que me apetezca comprar me diré a mi misma piensatelo dos veces...jijiji
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y dos y tres a veces tengo que pensarlo yo! De los errores se aprende hasta en la belleza! Un besazo enorme!!!!!

      Eliminar
  15. Me encanta tu post!!. Muchas veces cometo esos errores y después tengo productos en un cajón y ni sé que les tengo.
    Un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A todas nos ha pasado! Gracias por comentar! Besos.

      Eliminar
  16. yo suelo tener reten de productos porque suelo gastar pero tambien comprar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cosmética gasto pronto, pero para gastar un producto de maquillaje tardo años!

      Eliminar
  17. Me voy a apuntar tooooodas estas consideraciones, soy muy pero muy impulsiva comprando. :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo intento controlarme bastante, que entre unas cosas y otras tengo qud poner los pies en la tierra ya! Gracias x pasarte!!

      Eliminar
  18. Me ha encantado el post, sin duda son unos consejos muy útiles y tienes toda la razón. Más vale pararse un poco para ver qué compramos porque después acumulamos y muchos acaban productos caducando porque no nos van bien y hemos comprado a la ligera. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Si...y si tienes con quien compartirlos pues la pena de no usarlos es menos...pero como vivas sola como yo...tengo que mirar mucho que compro! Besos!

      Eliminar
  19. El factor moral es esencial en todo, hasta en cosas banales como comprar pinturitas. Me han gustado mucho estas reflexiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Yo también lo pienso, no hay faceta de nuestra vida que no merezca tales consideraciones. Gracias por comentar!

      Eliminar
  20. Muy buenos consejos!! Yo sólo compro aquello que previamente he planificado comprar, repongo los productos que se me acaban previa anotación y si quiero darme algún capricho siempre miro antes que pueda hacerlo.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te felicito ese orden y control!! El consumo responsable es vital, y más las personas que escriben de cara al público creo que debemos dar medianamente buen ejemplo. Besos!!!!

      Eliminar
  21. unos consejos muy útiles para comprar, yo soy de las conservadoras a la hora de comprar maquillaje pero a veces no lo puedo evitar el comprar por comprar jajaj pasate por mi blog, soy nueva. misssweet1.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola guapísima!
    Que gran razón tienes yo peco mucho también a la hora de comprar maquillaje con temas como no pensarlo dos veces antes o comparar precios...
    Pero ya voy mejorando jaja
    Un beso guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que toda virtud es cuestión de práctica, yo tb he picado y pecado con cosillas y luego vinieron remordimientos! Un besito!

      Eliminar
  23. Hola guapa!!
    Ains que risa jamia... mira, como pique con algo en el black friday con el coñ... que nos están dando (y luego no es para tanto...) pienso flagelarme, jajaja
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, sii...esa es la palabra coñ@#$zo!!!!! Luego habrá colapsos online, objetos fuera de stock...nervios por todos lados! Jajaja. Un besico!

      Eliminar
  24. Hola!!
    buenísimos consejos de verdad! Y para todo en general, ya que yo suelo ser bastante impulsiva pero más en otros aspectos como la ropa jajja, pero sin embargo me gusto mucho tu post! :3
    Saludos!!

    ferkenstein.blogspot.cl

    ResponderEliminar
  25. ¡Qué razón llevas! Y lo peor de todo, al poco tiempo se nos olvida todo esto, volvemos a comprar impulsivamente, que si se agota eso, que por si acaso ya no lo vuelven a sacar y compramos dos. Yo compro demasiado, lo reconozco, pero al menos intento que sea casi siempre low cost. Por lo menos que el derroche no sea demasiado jajaja xD
    Un besazo guapa!!

    ResponderEliminar
  26. Yo compro demasiado maquillaje, demasiada ropa, demasiados accesorios... Soy adicta a todas esas cosillas, lo reconozco... Y si están con oferta, ufff, peor. Tus consejos son muy buenos y muy racionales, pero sé que me va a costar ponerlos en práctica :/
    ¡Besos!

    ResponderEliminar