jueves, 20 de octubre de 2016

Escapada rural | Antequera, el Torcal y el Lobo Park.

¡Buenos días!



Romper la monotonía urbanita unas cuantas veces al año debería ser norma de obligado cumplimiento para el que vive en nuestras selvas de asfalto. Y el que ya habita alejado del mundanal ruido, beautus ille.  Siempre he sido urbana, de nacimiento y adopción, pero cada vez que he podido, he aprovechado para hacer excursiones, escapadas a zonas más rurales. Buscando la aventura, la tranquilidad y la cultura. Porque conocer nuestro entorno más rústico también es cultura, no lo dudéis.

Después de ¡¡todo un año de insistencia!! he conseguido hacer una escapadita de la que tenía verdaderas ganas. Quería conocer Antequera, palpar su profunda (pre) historia ...Pero lo que más me apetecía, era una buena ruta de senderismo por el famoso Torcal y visitar el llamado Lobo Park, que no es ningún zoo, sino un refugio y un centro de investigación científica. Una visita de mono a lobo que no me podía perder por más tiempo.

Hoy os voy a contar un poquito del pequeño viaje, daros unas pinceladas de las excursiones, monumentos, rutas y posibilidades que ofrece esta zona malagueña salerosa.

Vamos poquito a poco, que la entrada es larga y tiene miga de mollete.


La ciudad de Antequera.
Peña de los Enamorados al fondo.

Vistas desde el recinto de la Alcazaba.

Antequera está situada a 45 km de Málaga capital. No sé por qué inoperante motivo en Andalucía decidieron levantar casi todas las vías férreas, si es para no nos invadamos entre nosotros o porque conservan la esperanza de unir más zonas con el AVE.  Así que lo más fácil para llegar al pueblo será coche o bus. Personalmente, recomiendo que vayáis con vuestro propio vehículo para facilitar los desplazamientos, ya que hay mucho que ver  en el antiguo municipio romano de Anticaria. 

La ciudad de Antequera es un interesante punto de encuentro de épocas y culturas. Con la actualidad, conviven manifestaciones prehistóricas, romanas, musulmanas, y cristianas ( joyas góticas, renacentistas, barrocas y neoclásicas). Puede que estos estilos no los encontremos en toda su pureza, ya que recordemos que en tiempos pretéritos, desde que se empezaba una obra arquitectónica  hasta que se terminaba, la moda había cambiado.

Termas romanas de Antequera


Recomiendo encarecidamente  el regalo a la vista que son sus conventos, iglesias, palacios, puertas, arcos y museos. Y especialmente bellas, las vistas desde la Alcazaba y sus almenas. Desde allí, junto a las termas romanas, se ve la sierra y una panorámica preciosa de la ciudad. Predomina el blanco y a mí se me vino a la mente, aunque se refiera a Baeza y no a Antequera, aquella estrofa de La Lechuza de Antonio Machado :
Campo, campo, campo.
Entre los olivos,
los cortijos blancos.

Por otro lado, estamos ante un lugar de agradable pero apurado paseo. Por alguna razón más extraña aún que las de las vías férreas en Andalucía, casi todos los monumentos y sitios de interés cierran sobre las 5 de la tarde. ¿Será luto lorquiano por Manolete? ¿Para no perturbar las cenas del turismo anglosajón? Sea lo que fuere, hay que darse prisa y organizar bien las visitas.


Paraje natural el Torcal. 


Ya se empezaban a apreciar los colores del otoño en la vegetación del Torcal.



Palabras mayores merece esta Zona Especial de Conservación, oficialmente declarada Patrimonio de la Humanidad. Es famoso por las sorprendentes formas de sus rocas calizas, constituyendo un paisaje kárstico que se empezó a originar en el mismo Jurásico y surgió del levantamiento de la tierra desde debajo del mar durante la llamada Orogenia Alpina.  Podría empezar a dar datos histórico-geológicos sobre este monumento natural. pero mejor que vayáis a visitarlo en directo y entendáis la experiencia de estas impresionantes esculturas de la naturaleza.

También cuenta con una fauna muy característica, desde aves como los buitres leonados a cabras montesas. A estas últimas las vi subiditas a unos picos, haciendo gala de un equilibrio imposible. Muy graciosas y rechulonas ellas. En cuanto a la flora, se ha catalogado más de 600 especies de plantas según nos contaron. Yo sólo pude reconocer unos escaramujos bastante fragantes.

Escaramujos.

Para visitar el Torcal hay varias rutas y opciones, guiadas (y de pago) y gratuitas, aunque el punto de partida será el Centro de Visitantes. Las rutas guiadas pueden tener una duración de hasta 5 horas y sus precios son inferiores a 20 euros por persona. La verdad es que ofrecen visitas muy interesantes que tengo pendientes para cuando vuelva con mi familia. Rutas libres tenemos, en principio, dos. La verde y la amarilla. Estas clasificaciones no atienden a la dificultad de la ruta, sino a su duración. Unas dos horas la amarilla (la que elegimos nosotros), una horita la verde. El terreno es algo complicado por la presencia pedregosa en algunos tramos, y en otros, más llano.  No hay pérdida, todo está bien señalizado con sus pintadas.Yo me divertí e hice mucho ejercicio, pero cuidado si vais con niños.

En el mismo Centro de Visitantes se puede comer bien. Nosotros hicimos una reserva vía El Tenedor y se nos quedó la cuenta a la mitad. Doble delicia.


Los Dólmenes  de Menga, Viera y El Romeral.






La Historia es algo que impacta cuando se nos viene encima su imponente presencia. La prehistoria, más aún. En Antequera tenemos una necrópolis declarada este mismico años 2016 Patrimonio Mundial dividida en dos partes, donde se pueden ver los dólmenes de Menga y Viera y el tholos de El Romeral (los dos primeros en el mismo complejo, el tholos a pocos minutos en coche).



Las construcciones funerarias se iniciaron en el Neolítico. Menga y Viera presentan la misma estructura rectangular, mientras que El Romeral es circular y además tiene un misterioso pozo (no sentiréis claustrofobia en la visita). Todo el conjunto está bastante bien conservado y la piedra impacta por su antigüedad y significado. Parece una visita simple, pero invita a reflexionar sobre los orígenes, lo que no es moco de pavo.

La verdad es que me hubiera gustado que en el Centro de Visitantes hubiera más posibilidad de información e interacción. Cuando nosotros llegamos, no quedaban ni folletos informativos en español y los tuvimos que coger en ingles.

El Lobo Park.


Lobo Europeo.


Qué sabrosoooo

¡¡Por fin llegamos a mi parte favorita!!

Como os adelantaba, el Lobo Park no es un zoo ni mucho menos. Es un refugio de animales domésticos y fieros, y un centro de investigación científica del canis lupus, el cánido más molón e inaccesible que hay. También ofrecen seminarios y tienen una escuela canina, por si tu perro no se adapta a las normas de urbanidad ;).

Este parque cuenta con 400.000 metros de naturaleza virgen, verdaderamente bonita de contemplar y pasear. Allí viven varias familias de lobos, unos zorros, gallinas, cabras, ovejas, caballos, burros, mulos y cerditos. Juntos, pero no revueltos por la integridad de algunos de ellos ;).

Sólo se puede acceder mediante visita guiada que dura aproximadamente una hora y media, en la que te darán muy curiosos datos sobre los animales que allí habitan de una manera amena e interactiva. Naturalmente, la parte más esperada de la visita es el encuentro con los lobos. Hay tres subespecies de lobitos: lobo ibérico, europeo (ruso), y de la tundra.  Las familias de lobos no se mezclan entre sí ni se conocen, por la simple y natural razón de que "en la vida real", un lobo ruso no se va a encontrar con un lobo ibérico. Sin embargo, sí que se comunican mediante aullidos por los unos notan la presencia de los otros. Un espectáculo verdaderamente hermoso que también se puede presenciar en la excursión nocturna Noche de Aullidos, que se da cuando hay luna llena.

Lobo Alaska Tundra.


Las instalaciones de visita son respetuosas con los animales. A los lobos no se les domestica, pero sí se les acostumbra al hombre para que no sufran estrés. Si se acercan a las visitas, es porque les apetece. De hecho, una manada de ibéricos nos ignoró y no los vimos. Los más curiosos fueron los rusitos. No muestran el típico síntoma de nerviosismo de animal enjaulado dando vueltas a su alrededor, porque no lo están. La forma en que la gente es colocada a la hora de verlos también está pensada desde el punto de vista de favorecer al lobo. Siempre a lo lejos, o si es de cerca, desde abajo.

Lo que más me impresionó fue ver el modo en que te miraban y cómo sostenían esa hermosa mirada ambarina frente a la tuya. Cuando notas esa fuerza animal, es una experiencia sobrecogedora. Nada que ver con la mirada reclamando atención de los perros, estos lobos te miraban como de igual a igual y eso me gustó mucho. Cómo envidio a Rómulo y Remo. Yo también quiero acurrucarme con la suave Luperca.

En definitiva, aprendí mucho sobre estos animales sobre los que circulan tantos mitos y leyendas. Y visto lo visto, me quedo con las experiencias de San Francisco de Asís y de Félix Rodríguez de la Fuente.  Visitad este centro, la entrada vale 11 euros por persona adulta y 7 los niños. Os aseguro el disfrute de niños y mayores...hasta de macacos como yo.

***
Información adicional:

-Los hoteles se llenan muy rápido en esa zona. Yo conseguí reservar en el Hotel Lozano. vía Booking. Creo que es un alojamiento con muy buena relación calidad precio, sobre todo si vas a moverte en coche. Además la comida que sirven está muy buena y es "de mercado" con materia prima de calidad.
También hay un Parador Nacional, por si el cuerpo te pide un caprichazo y aún quedan plazas cuando reserves.

-Todo está muy bien señalizado, aún así, hicimos uso del GPS de Google Maps para movernos en coche por la zona.

-Lleva ropa cómoda y algunas capas. Ya sabes, con tu chándal y tus tacones, arreglá pero informal.

***

¿Habéis visitado Antequera y sus alrededores? ¿Os ha gustado el paseo de hoy?

Un abrazo,
el mono Gretel.














44 comentarios:

  1. Me encanta!!! Yo también me escapo siempre que puedo, en mi caso es a los Oscos, unos pueblitos de aquí del occidente de Asturias... Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito!!! He oído hablar muy bien de la zona pero la verdad es que no he tenido oportunidad de visitarla, a ver si algún día se tercia y podemos acercarnos por allí. Un besazo
    El blog de Sunika

    ResponderEliminar
  3. Hola! La verdad es que no conozco nada de esta zona pero por lo que cuentas y las fotos tiene una pinta estupenda para una escapadita rural unos días. No digo un fin de semana porque para mí me pilla un poquito lejos pero a lo mejor un puente largo... Un beso enorme bonita

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito pero yo soy más de ovejas que de lobos en todos los sentidos literales y figurados posibles. Me recuerdan al lobo de Zhongshan, fábula lucidísima que si no conoces, te aconsejo leer. Qué tipín, monete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo leeré y te agradezco tan interesante recomendación. Aunque tengo en mucha estima al lobo. Admiro su estructura familiar, entre otras cosas.

      Eliminar
  5. Yo no he ido nunca pero me han encantado las fotos, tiene que ser muy bonito!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  6. Una miga de mollete que me ha sabido a gloria XD
    Estuve hace dos años con mis niñas, es un sitio precioso y tú lo has descrito divinamente, además de acompañarlo con fotos muy lindas. Ya sabes que las escapadas me encantan y las hago en familia: tanto a ciudades como rurales y estas últimas tienen su gracia porque nos encantan y siempre decimos "hay que ver, salimos de un pueblo para meternos en otro!", jajaja
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  7. ME ha encantado el paseo, y me hubiera encantado compartirlo con vosotros. Hace mucho que no me marco una escapada de este estilo.
    El Lobo Park me llama la atención. Me fascinan los lobos, y siempre he creído que se les atribuyen peores cualidades de las que realmente tienen. Hay que entenderlos como lo que son, animales libres que conocen su poder.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola guapa!

    Yo tengo que confesarte que soy una chica asfalto 100% y aunque ahora tengo la suerte de no estar en una gran capital ruidosa, cuando puedo me escapo porque me hace falta el jaleo, el ruido, ver gente de todo tipo.

    No obstante, también te digo que de tanto en tanto me gusta hacaer escapadas del estilo tan maravilloso que hoy nos has narrado sin dejar ni un detalle. Tanto que me encantaría visitarlo. Málaga y todos sus alrededores es una asignatura pendiente pues me pilla bastante lejos, pero me apunto este tour rural tan chulo. Además como amante de los animales seguro que disfrutaría muchísimo. ¡Tienes que ir a Australia algún día!

    Un placer leerte. Nos vemos por aquí pronto!Besos.

    ResponderEliminar
  9. no conocia este lugar, pero me parece un sitio precioso y que merece la pena visitar, desde luego! me lo apunto para futuros viajes
    un besito guapa

    ResponderEliminar
  10. Solo he visitado Antequera y me ha gustado mucho. Es una ciudad preciosa.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. ¡Cómo me ha gustado esta entrada! Yo soy de pueblo y los fines de semana siempre me voy a mi pueblo... me encanta la paz, la tranquilidad y la vida de pueblo, ¡Qué le vamos a hacer! Además, cuando vamos de vacaciones siempre nos intentamos refugiar en la naturaleza... me da la paz y serenidad que necesito para desconectar del corre corre del día a día (también influye que vivo a escasos metros de la playa, por lo que para ir a la playa no necesito tener vacaciones).

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
  12. Yo soy del norte y más de pueblo que las amapolas así que en mis vacaciones lo que me apetece ver es más... naturaleza aún :D Me han encantado todos los lugares que nos has enseñado, las rutas me las apunto porque soy muy de hacer ese tipo de turismo. Llevo dos años bajando al sur con la furgo porque me encanta, buena gente, buena comida, y buen precio. El verano pasado estuvimos por toda la zona de Cádiz (luego seguimos hacia Portugal), y este año nos hemos dado un buen tute andaluz. Conocí Cabo de Gata, un montón de pueblitos y de calas diferentes (ya he visto que eres de Almería). Hicimos unas cuantas rutas por La Alpujarra y sus pueblos y terminamos en Málaga haciendo el Caminito del Rey y visitando esa zona. Pasamos bien cerca de Antequera así que me ha dado rabia no haber parado. De todos modos todo lo que ví lo disfruté mucho y me encantó. Estoy segura de que habrá un tercera vez por el sur en breves así que cuando esté preparando la visita me acordaré de esta entrada y volveré por aquí a coger ideas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Qué alegría que hayas pasado por mi tierra! Yo fui a Asturias y aluciné con tanto verde. Es un lugar que hay que conocer, obnubila y tiene una gran presencia. Volveré en cuanto esté más libre, de eso no hay duda!!

      Eliminar
  13. Yo he tenido la suerte de ir a Antequera y al Torcal hace ya unos cuantos años, y aquello es muy bonito, me encantaría poder volver ir otro día. Un saludo

    ResponderEliminar
  14. La verdad no he ido pero me encantaría!! me encanta viajajr y conocer

    ResponderEliminar
  15. Hola Mono! Que razon tienes cuando dices lo de ir de finde, se necesitan unas escapadas de vez en cuando si o si! Hace un monton que fui a Antequera, y disfrute mucho de la visita, y de los molletes. Recuerdo haber visitado los dolmenes, pero no el torcal ni el lobo park - a lo mejor es algo mas nuevo - aunque me parece precioso ver los lobos tan de cerca! Gracias por la entrada!
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Preciosa tierra Málaga, que tengo unas ganas de volver a visitar y descubrir sitios nuevos.
    Estos parques es los que los animales están sueltos y a su libre albedrío me parecen estupendos, aquí en mi tierra tenemos Bioparc que he visitado en dos ocasiones y me parece hermoso.
    Estás monisima nunca mejor dicho :-P
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Hola, guapa! no conozco Antequera pero me encanta todo lo que nos enseñas, ya solo con ver las fotos dan ganas de hacer una escapada!! Genial la última foto! :D
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Ayyyy no sabes que envidia tengo después de leer todo el post, pero sana!! me encanta todo, sobretodo la parte de los lobos, es mi animal favorito... Y he tenido la suerte de ver uno libre totalmente en el campo... la verdad es que son impresionantes :)

    ResponderEliminar
  19. Hola!
    A mi me encanta ir de paseo a zonas más rurales, me gusta conectar con la naturaleza, respirar aire fresco, probar otros sabores y conocer otras costumbres. Se ve que tuviste una experiencia increíble y me alegra muchisimo que hayas podido hacer ese viaje.
    Nos compartes unas fotografías increíbles que trasmiten todo lo lindo de Antequera.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Que preciosidad de lugar, rodeado de naturaleza y aire fresco. Unas fotos estupendas,
    besitos gigantescos!!!

    ResponderEliminar
  21. Precioso sitio para descansar, tengo nuevo sorteo por mi blog chicas, os animo a participar, besos!!

    ResponderEliminar
  22. ¡Hay que ver lo que le tira a una su tierra! Me ha encantado la entrada. Ya sabes que hace poquito estuve yo también en el Torcal y me pareció maravilloso. Antequera como bien indicas es mezcla de culturas, una ciudad con muchísimo encanto pero yo no te recomendaría que fueses en tu coche si quieres visitar el centro porque no te exagero si te digo que es imposible aparcar ;) Y además de la parte monumental y natural, también te recomiendo la artística para la próxima visita. En el museo está la estatua del Efebo, datada en el S.I d.C y una de las mejores conservadas que se han encontrado en Europa. Un besote

    ResponderEliminar
  23. Un sitio maravilloso, me han encantado esas piedras que como bien dices tienen la presencia y el peso de la historia a sus espaldas, pero es que yo adoro las piedras ;-)
    Esta tarde he estado viendo un castillo del siglo XV y todo el mundo me decía ¡sólo son piedras, vámonos ya! y es verdad, sólo son piedras pero ¡qué piedras!... de esas que encogen el alma (os lo enseñaré pronto en el blog).
    En cuanto a los lobos, les tengo cariño que quieres que te diga ;-) El nombre de mi blog no es casualidad, hay una historia importante tras él (uno de estos días te la cuento) así que sospecho que disfrutaría especialmente de la visita.
    Me lo apunto todo, pero bien apuntado porque me encantan este tipo de escapadas. Por cierto, las fotos son preciosas, en especial una de un mono que he visto por ahí (que ya ves tu que dices que hace jugando con lobos) que un poco más y de la risa se me sale el café por la nariz!! XD
    Muuuuuuuuuuchos besotes!!

    ResponderEliminar
  24. Me encanta Antequera, tiene un encanto tan especial que la hace única. De pequeña ya me llevaban mis padres al Torcal, luego el cole de excursión a ver los Dólmenes y ya de más mayor a ver todo lo que podía. También conozco el lobopark, me flipa!!!

    ResponderEliminar
  25. una escapadita nunca viene mal! qe belleza de lobo blanco.
    nunca he estado en antequera tengo pendiente ir un besotiis!!

    ResponderEliminar
  26. ¡Mira! ¡Pues bien cerca que te me has quedado! Voy todos los años al Torcal y es un paisaje de otra era, me encanta hacer la ruta y perderme en los paisajes que ofrece. Es como una desconexión absoluta y todos los años por esta época y en primavera empiezao a advertir a Mr Nuez que se acerca el día de ir de senderismo. Curiosamente ni siquiera sabía de la existencia del Lobo Park (estoy cerca de Antequera pero no tanto :P), así que es una visita que sin duda me apunto. Me encantan las fotos que has hecho, los lobos tienen una belleza impresionante. ¡Un besazo, bella!

    ResponderEliminar
  27. Madre mía que maravilla, las fotos son preciosas y el paisaje maravilloso. No lo conozco pero desde luego, tengo que ir!!
    Por cierto, yo también soy mucho del lobo ;)
    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
  28. Hola Gretel !

    Menuda maravilla de escapada chica ¡ Que envidia ! jeje

    También adoro los sitios así rurales y solo había visto Antequera en la tele ( imagínate como se me han puesto los dientes de largos con tus fotos )

    Sobre todo los dólmenes espero visitarlo algún día, tiene que ser extraño estar junto a ellos :)

    Un besito guapisima !

    ResponderEliminar
  29. ¡Hola Gretel!

    Yo soy de Antequera. Los sábados por la tarde, a partir de las 13:30 horas, la ciudad está muerta. Tuviste suerte porque te quedaste en un hotel con un buen restaurante y frente a un McDonalds, pero los domingos cierran bastante bares y restaurantes. Supongo que por esa tradición los monumentos cerrarán a esa hora. De hecho, el museo que te han recomendado cierra los domingos por la tarde en invierno y en verano sólo está abierto para grupos de más de 15 personas y previa reserva. Hoy venía en el periódico que van a abrir 1500 horas más los dólmenes a partir de enero de 2017 y que van a traer más folletos. El Ayuntamiento está muy pendiente de que vengan turistas (de hecho, los ciudadanos estamos un poco mosqueados porque están descuidando otros aspectos importantes de la ciudad para atender a los turistas). Así que seguro que alguien del Ayuntamiento, lee tu entrada y se hace eco de tus críticas constructivas, porque están muy pendientes de las entradas de blog y de las redes sociales. Así que la próxima vez que vengas los pequeños incovenientes de tu visita estarán solucionados.

    Los hoteles no se suelen llenar tan rápido como en las zonas costeras, pero este mes ha habido una serie de acontecimientos (final de la copa del rey de futbol sala que salió por televisión y otros eventos deportivos) que junto con el buen tiempo para ser octubre y a las fiestas han favorecido que haya unas buenas cifras de pernoctación hotelera.

    Te animo a que vengas por Navidad (aunque el tiempo sea bastante frío) porque los mantecados que se fabrican aquí son exquisitos. No te recomiendo que vengas en verano porque suele hacer mucha calor (solemos tener un par de grados menos que en Sevilla, cifra comprobada empíricamente por mí) y para esos meses hay lugares con un clima más benigno para ir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Qué alegría tener lectores de Antequera!!

      Muchas gracias por tus puntualizaciones, seguro que nos son de ayuda a todos. Pues sí que voy a tener que regresar por Navidad, ya que me llevé más de un kilo de mantecados de una tienda del centro que los vendía al peso....¡¡y están cayendo en batalla!! Riquísimos, no hay manera de resistirse. Además, quiero llevar a mi familia a que conozca tu tierra, y de los pocos momentos que estamos todos reunidos es en Navidad. Habrá que abrigarse bien y disfrutar.

      Gracias por tu comentario!!

      Un abrazo.

      Eliminar
  30. ¡ Ay, mi monita! ¡ Si llego a saber que vienes a mi tierra te hago de guía!
    Me alegro que hayas disfrutado tanto tu visita y esta fantástica entrada. Y si piensas dejarte caer por aquí en otra ocasión, ya sabes que tienes una autóctona dispuesta a acompañarte y enseñarte lo más interesante: lo que viene y lo que no en las guías de turismo.
    ¡ Muchos besos!

    ResponderEliminar
  31. Qué excursión más bonita y estoy contigo en que escapadas al campo tenían que ser de obligado cumplimiento jeje. La visita en noche de luna llena a los lobos tiene que ser apasionante! ojalá puedas hacerlo en algún momento. Yo ahora con el peque no hacemos estos planes pero ya tengo ganas, que yo soy de pueblo y esto me tira! jeje.

    Un besazo y gracias por el paseo!

    ResponderEliminar
  32. ¡Buenos días! Pues nunca he estado por Antequera y alrededores, pero las fotos que nos muestran me han despertado las ganas de visitarlos... Yo he de confesar que no soy de pasear por la naturaleza, sino que prefiero perderme en las callejuelas de los pueblos y en ese sentido Antequera parece un destino idóneo! jejeje

    Un beso y que disfrutes del fin de semana,
    Le Style et Moi

    ResponderEliminar
  33. Me encantan las rutas turísticas, rurales de desconectar. Siempre que puedo intento escaparme por ahí por pueblos pequeñitos y bonitos, algunas montañas o cosas así. Lo de los lobos no lo conocía y me parecen preciosos.
    Un besito guapísima :)

    ResponderEliminar
  34. Qué bien que hayas venido cerquita de mi tierra. La verdad es que ese sitio me encanta y parece que has tenido un viaje muy completo. Seguro que has disfrutado un montón :)

    ResponderEliminar
  35. Me han gustado mucho las fotos, así que es una ruta que me apunto..
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Que pasada, no tenía idea de que había todo esto allí, anotado queda. Pocas cosas se pueden ver en buen estado de la Prehistoria e impresiona muchísimo como han llegado hasta nuestros días.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  37. Que bonitas fotos y que escapada tan ideal!!!! me encanta, que ganas de liberarme de todo para disfrutar unos días en un paraje similar
    Un besote

    ResponderEliminar
  38. Que pasada el lugar! Me encantan las fotos que has hecho!
    Un besito.

    ResponderEliminar
  39. ¡Hola! Me alegro que hayas disfrutado la escapada, el lugar parece ser muy bello, la ciudad muy pintoresca
    Saludos, nos leemos ♥

    ResponderEliminar
  40. Hola!!
    Qué entrada tan fabulosa!
    Dan muchas ganas de visitar todo eso! Me voy a llevar a mi novia de escapada y disfrutar todos esos sitios que dices!
    La ruta de El Torcal parece muy divertida, y los lobos del parque tienen cara de buenos, aunque deben ser impactantes!

    Qué ganas de ir!

    Un abrazo y muchos besos (L)(L)

    ResponderEliminar
  41. España es precioso, que ciudad mas bella y adore a los lobos! Cuanta fuerza y dignidad deber haber en su mirada, me gusto mucho esa acotación que hiciste. Tengo muchas ganas de ir a España a estudiar Literatura y estoy pensándolo seriamente, y ver lo bello de tu país también me anima enormemente (me salio verso sin mayor esfuerzo).
    Un abrazo y gracias por mostrarnos estos lugares tan hermosos.

    ResponderEliminar